Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 3 marzo 2024.

La Negociación Colectiva ha sido la gran palanca de mejora de los salarios

    23/01/2024.
    Presentación del balance de Negociación Colectiva 2023

    Presentación del balance de Negociación Colectiva 2023

    Con la dinamización de la negociación colectiva que se ha producido tras la firma del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva el poder adquisitivo de los salarios ha mejorado sustancialmente, tanto en el ámbito sectorial como de empresa, alcanzando un incremento medio del 4,59% y afectando a 3.800.000 personas trabajadoras. 

    Como ha señalado en una rueda de prensa la secretaria de Acción Sindical y Empleo, Mª Cruz Vicente, en la que ha presentado el balance de la Negociación Colectiva de 2023, “podemos decir que se han cumplido ampliamente los objetivos que nos marcamos en el V AENC, que era un 4% para 2023 con una cláusula de revisión si la inflación se incrementaba por encima de este porcentaje”. Este dato confirma que no sólo se ha conseguido mantener el poder adquisitivo sino que se ha incrementado, ya que el salario medio nominal de 2023 ha mejorado un 6,1%.

    En este sentido, Vicente ha señalado que este dato se debe a la incidencia de CCOO ya que el sindicato ha participado en la negociación del 63% de los convenios colectivos registrados en 2023, que afectan al 97% de las personas trabajadoras. “Hemos participado en el 51% de los convenios de empresa y en el 98% de los convenios de ámbito superior dando cobertura al 78% de las trabajadores y trabajadoras que están cubiertas por convenio colectivo de empresa y al 98% de las personas cubiertas por el ámbito sectorial en relación con los convenios firmados en 2023”.

    Por su parte, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha manifestado que hay un efecto combinado entre la Negociación Colectiva, la subida de los salarios, el Salario Mínimo Interprofesional y los efectos de la Reforma Laboral, que han facilitado la estabilización de la contratación y la reducción de las brechas salariales "ya que la desigualdad salarial entre los mayores y menores salarios es la más baja de los últimos quince años".

    Esta situación, según Sordo, es fruto de una respuesta diferente a la crisis económica que ha constatado que la evolución salarial mejora el comportamiento de la demanda interna y del consumo de las familias y mejora la competitividad y productividad de las empresas.

    “Por ello es el momento de que se reparta la productividad de forma equilibrada, desde la negociación colectiva y desde la norma”, ha apuntado el secretario general de CCOO, afirmando que debe impulsarse una regulación del tiempo legal de trabajo en el marco del diálogo social para adaptarlo a esa realidad productiva.

    A pesar de que la jornada laboral se ha ido reduciendo progresivamente aún quedan empresas que mantienen la jornada laboral de 40 horas semanales, fundamentalmente en el sector del campo, y por ello es necesario realizar una reducción efectiva de la jornada laboral legal en el Estatuto de los Trabajadores. “Para esas personas, rebajar la jornada a 38,5 horas supone una reducción al año de 68 horas”.

    Si tomamos como referencia los datos de la EPA del tercer trimestre de 2023, la cifra de población asalariada que se verá beneficiada por la reducción de jornada máxima legal a 37 horas y media es de alrededor de 13 millones de personas trabajadoras, nueve de cada 10 personas asalariadas que trabajan en el sector privado. 

    Los convenios colectivos con efectos en 2023 que están registrados en el Ministerio de Trabajo tienen recogida una jornada media de 1.748,57 horas anuales, situándose por debajo de la jornada laboral de 38,5 horas. Por su parte, los convenios colectivos de ámbito superior a la empresa se sitúan en una jornada anual máxima de 1.751,16 horas, que disminuyen hasta las 1.699,2 horas en el caso de los convenios de empresa, por debajo de la jornada de 37,5 horas, que se sitúa en 1.712,5 horas al año.

    Por último, Sordo ha señalado que “es el momento de impulsar los proyectos empresariales que aspiren a ser rentables, que apuesten por trabajar mejor, digitalizar los procesos de producción y aprovechar las ventajas que ahora mismo tiene España para producir energía de una forma distinta, más limpia y más barata” que ha destacado que actualmente nuestro país tiene la oportunidad de situarse en la centralidad de los cambios que se están dando y por ello ha pedido que se cambie el sistema de incentivos, favoreciendo la contratación indefinida, subiendo los salarios, favoreciendo jornadas más bajas y apostando por procesos de formación y de cualificación permanente. “Es una oportunidad única para favorecer la inversión en sectores con futuro”, ha concluido.