Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 24 abril 2024.

Casi 500.000 altas a los tres primeros meses de implantación del nuevo derecho

CCOO destaca el elevado incremento de becarias y becarios en alta en Seguridad Social

    22/03/2024.
    Carlos Bravo

    Carlos Bravo

    El nuevo derecho a cotizar de las prácticas formativas no remuneradas es una de las medidas acordadas en la Reforma de pensiones 2021-2023 para ayudar a completar las carreras de cotización de los jóvenes estudiantes universitarios y de formación profesional. Esta medida completa el derecho que disfrutaban las prácticas remuneradas desde 2011, también resultado de la concertación social.

    Aunque el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aún no ha publicado la información oficial desagregada por CCAA para dar tiempo a que todos los territorios terminen de ponerse al día en la comunicación de datos de gestión, sí se ha informado en el Consejo General de la Seguridad Social que el nuevo derecho de cotización creado en la reforma de pensiones de 2023 alcanzaba el día 20 de marzo un total de 462.124 jóvenes estudiantes universitarios y de formación profesional, a falta aún de las altas que deben aportar algunas comunidades autónomas rezagadas. Esta cifra casi cuadruplica los hasta 95.000 cotizantes mensuales que ya venían cotizando desde la reforma de pensiones de 2011, vinculados en este caso a prácticas remuneradas mayoritariamente universitarias.

    Los datos aportados por la administración de Seguridad Social muestran que el número de personas que hasta ahora ejercían el derecho de cotización por realizar prácticas remuneradas, mayoritariamente relacionadas con estudios universitarios, se situaban entre los 60.000 y los 95.000 al mes. En concreto, el último dato facilitado por la Seguridad Social correspondiente al cierre del mes de febrero se situaba en 95.326 personas en alta.

    Este número se ha casi cuadruplicado hasta alcanzar las 462.124 personas estudiantes que habían solicitado el alta hasta el día 20 de marzo.

    Así, el número de personas estudiantes que realizan prácticas no remuneradas y se ha comunicado su alta en Seguridad Social hasta el 20 de marzo de 2024, es de 366.798, de las que en torno a 120.000 son estudiantes de formación profesional y más de 240.000 estudiantes universitarios.

    Cabe destacar también el fuerte componente de género que despliega esta medida acordada en el diálogo social ya que el 62% de estas nuevas altas corresponden a mujeres y el 37% a hombres.

    Por último resulta también especialmente importante el hecho de la juventud de las personas beneficiadas por este nuevo derecho. En concreto, el grupo de edad mayoritario entre las nuevas altas de cotización es, lógicamente, el comprendido entre los 18 y los 29 años de edad.

    A la espera de la publicación de los datos oficiales, CCOO quiere felicitar a todas las organizaciones y administraciones que están haciendo posible el éxito que registra la implantación de este nuevo derecho. De un lado, a las organizaciones sindicales y empresariales mayoritarias que lo crearon en 2011, vinculado entonces a las prácticas remuneradas, extendiéndolo ahora a las no remuneradas en la última reforma de la Seguridad Social y del Sistema de Pensiones. Ha de destacarse la labor de la Tesorería General de la Seguridad Social por el esfuerzo de gestión administrativa realizado. También a los responsables educativos, universitarios y de formación profesional, una vez superadas las resistencias previas, por la colaboración imprescindible que deben mostrar para la implantación de este nuevo derecho que beneficia a millones de estudiantes, jóvenes en su mayoría.

    Y, sobre todo, desde CCOO queremos trasladar nuestra enhorabuena a los cientos de miles de estudiantes universitarios y de formación profesional que verán así iniciada en muchos casos su carrera de cotización, contribuyendo a construir sus derechos de protección actuales y futuros y recompensado, además de con la obtención del título correspondiente, el esfuerzo que realizan en sus estudios para mejorar tanto su capacidad profesional en su inserción laboral, como el beneficio que aportan y aportarán al conjunto de la economía y la sociedad española.