Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 24 julio 2024.

Francia reacciona ante la inminencia de un gobierno de extrema derecha y el Nuevo Frente Popular vence en la segunda vuelta

CCOO celebra la histórica victoria de la unión de la izquierda y el freno de la extrema derecha en Francia

    08/07/2024.
    Nuevo Frente Popular

    Nuevo Frente Popular

    La previsible victoria de Reagrupamiento Nacional (RN), el partido de ultraderecha de Marine Le Pen, tras su triunfo en la primera vuelta de las elecciones francesas y favorito las encuestas, se ha visto truncada por los resultados obtenidos por el Nuevo Frente Popular (NFP), encabezado por Mélenchon, que ha sido la fuerza que ha logrado más escaños, 182, a los que se suman 13 diputados independientes. RN ha quedado en tercer lugar, con 143 y, sorpresivamente, Ensemble, el partido del actual presidente Emmanuel Macron con 168 diputados, ha quedado en segundo lugar. Los Republicanos obtienen 45 escaños e independientes de derecha, 15 asientos más de la Asamblea Nacional.

    La izquierda francesa fue capaz de armar el NFP en 24 horas y, también de forma inmediata pactar candidaturas unitarias en todas las circunscripciones y elaborar un programa común.

    Tras la victoria del RN en la primer vuelta, el bloque de izquierdas y el macronismo, acordaron establecer un cordón sanitario contra el fascismo, renunciando a presantarse en las circunscripciones donde no tenían posibilidades y así presentar un único contrincante ante el Reagrupamiento Nacional. 

    Se ha producido una importante movilización del electorado contra la extrema derecha, con niveles históricos de participación.

    Pese alegría por el triunfo de la izquierda y el freno al acceso al gobierno de la ultraderecha, no hay que olvidar que Bardella ha logrado para Reagrupamiento Nacional el mejor resultado de su historia. Lo que indica que la extrema derecha tiene una fuerte presencia en el parlamento francés que se une a sus positivos resultados en las elecciones europeas.

    Garantizar la gobernabilidad en Francia será muy complejo. La mayoría parlamentaria se sitúa en 289 escaños, lo que abre múltiples fórmulas y hace previsibles enormes tensiones.

    Lo que es evidente es que los resultados de las elecciones francesas dan un respiro a Europa, ya que junto a los resultados en Reino Unido, alejan a la extrema derecha de los ejecutivos. Para la Unión Europea, se evita la presencia de la ultraderecha en el Consejo Europeo pero al mismo tiempo, la previsible vulnerabilidad del gobierno francés, lo hará más débil en la UE.

    Desde CCOO nos congratulamos porque el pueblo francés ha evitado el retroceso y el riesgo de pérdida de los valores de la República y felicitamos a los sindicatos franceses que han mostrado, una vez más, su conciencia cívica y republicana, contribuyendo a evitar la victoria de las opciones reaccionarias. 

    Y, por supuesto, esperamos que sea posible la conformación de un gobierno de izquierdas, hacemos nuestras las palabras de Sophie Binet, Secretaria General de la CGT francesa: “las políticas de Macron han fracasado. El nuevo Gobierno debe salir del Nuevo Frente Popular”