Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 24 julio 2024.

El Gobierno de España se presentará de nuevo al Examen Nacional Voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030

Se inaugura el Foro Político de Alto Nivel en Nueva York

    10/07/2024.
    Perspectiva sindical sobre la implementación de los ODS

    Perspectiva sindical sobre la implementación de los ODS

    CCOO y UGT, en el marco de la Confederación Sindical Internacional (CSI), hemos elaborado un informe en el que pedimos establecer un diálogo con las organizaciones sindicales más representativas sobre la implementación de la estrategia de los ODS. La CSI y CCOO destacan la urgente necesidad de abordar el estancamiento y el retroceso en la consecución de los ODS y subrayan la importancia de invertir en el ODS 8 (sobrecrecimiento sostenible y trabajo decente) para acelerar el progreso en los otros ODS, incluidos los que están bajo revisión.

    Para CCOO y la Confederación Sindical Internacional, el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible 2024 debería ser una oportunidad para los Estados Miembros de la ONU para:

    1. Otorgar al trabajo decente un lugar central en los procesos de desarrollo de las Naciones Unidas, en particular la Cumbre del Futuro de septiembre 2024 y la Segunda Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social en 2025.

    2. La Segunda Cumbre sobre Desarrollo Social en 2025, en particular, debe tener el trabajo decente e igualdad en su núcleo para garantizar una agenda universal basada en derechos hacia 2030 y más allá;

    3. Apoyar la implementación del Acelerador Mundial de la ONU sobre Empleo y Protección Social para Transiciones Justas;

    4. Defender el papel del diálogo social y la democracia como herramientas clave para lograr los ODS. Para eso, el reconocimiento del derecho a la libertad de asociación, la negociación colectiva y el derecho a la huelga son condiciones esenciales.

    5. Por último, vincular los debates sobre políticas y financiamiento, incluyendo en la Declaración de la Segunda Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social y los demás procesos de la ONU mencionados, con compromisos claros para financiar los ODS y reformar la arquitectura financiera internacional para que sea verdaderamente democrática.

    La reivindicación  del movimiento sindical internacional de un Nuevo Contrato Social, reflejada en la Declaración del último Congreso Mundial de la CSI, marca con claridad las líneas prioritarias para avanzar en la consecución del ODS 8 y, de esa forma, contribuir con los objetivos de la Agenda 2030: 

    a) Creación de empleos dignos y respetuosos con el clima, para alcanzar el pleno empleo en todo el mundo a través de la inversión en cuidados, empleos verdes e infraestructuras y la formalización del empleo en el sector informal. 

    b) Salarios vitales, para revertir décadas de declive en la proporción de prosperidad que corresponde a los trabajadores y las trabajadoras y para garantizar una vida digna para todos y revitalizar las economías. 

    c) Un piso de protección laboral para todos los trabajadores y trabajadoras independientemente de su situación contractual, para garantizar los derechos de organización y negociación de los trabajadores, velar por un trabajo seguro y saludable, proteger contra la discriminación, el trabajo forzoso y el trabajo infantil y construir un mundo sostenible por medio de una transición justa. 

    d) Igualdad, garantizando el mismo salario por un trabajo de igual valor y poniendo fin a toda discriminación por razón de sexo, etnia, situación migratoria, ideología, religión, condición social o de cualquier otro tipo, tanto en el lugar de trabajo como en la sociedad.

     e) Protección social universal, para invertir en la cobertura de las tres cuartas partes de la población mundial a la que se niega total o parcialmente este derecho humano básico, empezando por un fondo mundial de protección social. 

    f) Inclusión, a través de la promoción de la justicia social, la democracia y el dialogo social a nivel nacional e internacional, y la construcción de un sistema de multilateralismo basado en derechos y democrático.