Guerreras escribiendo su propio cuento

    En el siguiente editorial Elena Blasco Martín, nueva secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras, se presenta y comenta la actualidad (reforma laboral, Plan Prepara, Trabajadoras del hogar, pacto de Estado en materia de Violencia de Género), presenta la campaña #EscriboMiPropioCuento y el trabajo de Comisiones Obreras.

    29/11/2017.
    #EscriboMiPropioCuento

    #EscriboMiPropioCuento

    SALUDOS a quienes leen Trabajadora. Soy Elena Blasco Martín, nueva secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras. Deseo felicitar a la revista por estos 33 años tan fructíferos e importantes para la trasmisión de la ideología del sindicato entre quienes nos leen y especialmente entre nuestra afiliación.

    Tras estos intensos años de trabajo, nos hemos dado cuenta que la sociedad, la política, la económica y la vida van evolucionando a su ritmo y que debemos responder a esa nueva realidad que se va configurando sin mirar atrás y sin tener en cuenta el desarrollo individual de cada persona; por ello y coincidiendo con la renovación de la Comisión Ejecutiva Confederal, la revista Trabajadora comienza una nueva andadura cuya intención es estar más cerca que nunca de la realidad social y de las trabajadoras y trabajadores de la calle. Queremos que en esta revista se plasme el pensamiento político y sindical de la nueva organización, y desde el rigor, haceros llegar la información que creemos es de interés para toda la población, sean cual sean las circunstancias sociales y personales; estamos viviendo momentos muy convulsos a nivel político, económico y social, y queremos que estas páginas sirvan de reflexión para afrontar el futuro de la manera más informada posible.

    Las estructuras sociales y laborales cambian, y nuestro sindicato no es menos, la nueva ejecutiva compuesta por mayoría femenina, afronta un periodo complicado, de cambios, estrategias y acción, centrado en recobrar el empoderamiento de nuestras siglas como sindicato de clase y lo que es más importante recuperar la legitimidad de su poder en las mesas negociadoras y en el escenario institucional. Para ello las Comisiones Obreras deben seguir luchando por la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores y solo ellas y ellos, darán el valor legítimo que nos representa.

    CCOO se mueve, como lema de nuestro 11º Congreso Confederal, no deja de ser el resultado de un análisis interno que se ha desarrollado en los anteriores cuatro años, en los que analizamos y evaluamos nuestro pasado (Hicimos), nuestro presente (Hacemos) y nuestro futuro (Haremos), y en la búsqueda de dar respuesta a ese nuevo escenario en el que estamos y se dibuja en el horizonte, estas nuevas Comisiones Obreras, se formulan desde la acción como sindicato activo, dinámico y reactivo; en donde todas las personas se sientan representadas, defendidas y respetadas. No tengo duda que acumularemos nuevos éxitos y que esta revista seguirá durante otros 33 años más. ¡A por ellos!

    Reforma laboral

    EN LAS ÚLTIMAS semanas el Gobierno ha enviado a Bruselas una lista de medidas para impulsar la contratación indefinida ya que, pese a la recuperación del mercado laboral, el número de contratos temporales alcanza cotas récord y las autoridades europeas han pedido en diversas ocasiones que se ataje este problema. Los datos hablan solos: en la última Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2017, la inmensa mayoría de contratos son temporales: 148.900 de 216.400.

    Así, el paquete de medidas que el Gobierno ha enviado a la Comisión Europea incluye iniciativas como el contrato de protección creciente, mediante el cual solo se puede estar tres años contratado como temporal como máximo. En la propuesta, el primer año se despide con 12 días por anualidad; en el segundo, con 16 días, y en el tercero con 20. La teoría es que los derechos se van adquiriendo poco a poco, y eso permite que quienes trabajan se vayan ganando el puesto fijo en la empresa conforme ganan en productividad. Sin embargo, es evidente que lo que va a conseguir es que los contratos difícilmente duren nunca más de un año, puesto que, al contrario de lo que predica el Gobierno, esta iniciativa penaliza los contratos más duraderos.

    También proponen establecer un esquema de desincentivos que penalicen a las empresas que abusen de la contratación temporal. Es decir, volvemos a la idea del bonus malus que hasta ahora no ha dado resultados palpables.

    Por último, el documento del Gobierno indica que se reforzará la inspección de trabajo para vigilar las condiciones de trabajo, lo cual responde a una de las reivindicaciones perennes de CCOO y sería una magnífica noticia si llegado este punto nos la pudiéramos creer.

    En cualquier caso, ni ésta ni las anteriores reformas han servido más que para fomentar la temporalidad, la precariedad y la pérdida de derechos laborales. CCOO tiene claro cuál es la solución: la derogación de las reformas laborales.

    Plan Prepara

    LAS ÚLTIMAS semanas han sido muy ajetreadas, y también hemos visto prorrogado -sin consenso sindical, eso sí- hasta el 30 de abril de 2018 el Programa de Recualificación Profesional (más conocido como Plan Prepara) para personas desempleadas de larga duración que quedó trágicamente extinguido el pasado mes de agosto y que daba ayudas miserables de hasta 450 euros que no dan para una subsistencia mínimamente digna. Así, teniendo en cuenta que cuando hablamos de pobreza infantil, de lo que realmente estamos hablando en muchos casos es de familias monoparentales y pobreza femenina, tendríamos que estar hablando de extender y aumentar las prestaciones del Plan Prepara a otros colectivos vulnerables, si los que nos gobiernan tuvieran realmente intención de atajar el paro y la pobreza en nuestro Estado, hubieran escuchado y atendido las diversas propuestas presentadas desde CCOO para al menos mejorar este plan.

    Trabajadoras del hogar

    NO TODO iban a ser malas noticias, y de hecho podemos celebrar, aunque tampoco mucho, que estos días hemos recuperado la reducción del 20 % en la cotización de las trabajadores del hogar, por lo que al menos este colectivo, donde el 90% son mujeres, podrá mantener una mínima ayuda para intentar sacar de la economía sumergida al casi 45% de trabajadoras que, a día de hoy según datos de CCOO, mantienen sus trabajo oculto de la sociedad y de la legislación, viéndose desprotegidas del amparo de la ley y abocadas a la explotación y la precariedad laboral.

    Para ello, las federaciones de Servicios y de Construcción y Servicios han potenciado en los últimos meses una campaña #PrecarityWar, con amplia difusión en prensa y redes sociales, donde las trabajadoras del hogar son uno de los sectores sobre los que se ha puesto el foco de atención en pos de conseguir un respaldo social y legal que igualen las condiciones laborales y salariales a estas casi 750.000 mujeres con el resto de trabajadoras y trabajadores del país.

    Pacto de Estado en materia de Violencia de Género

    TAMBIÉN en estos meses el pleno del Congreso ha aprobado (con 278 votos a favor y 65 abstenciones) las 213 medidas que unidas al documento del Senado (este sí aprobado por unanimidad), hacen el total de 417 medidas, para poner en marcha el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género. Un pacto, como vemos, con mucho consenso, pero sin presupuesto, lo que puede suponer que todo quede en papel mojado. Un pacto que consideramos insuficiente, pues no se recogen en el mismo muchas de las propuestas que desde CCOO se elaboraron y se defendieron en las comparecencias realizadas en la Subcomisión de Igualdad. Aun así se valoran positivamente las medidas contempladas, como la ampliación de la definición de violencia de género recogida en el Convenio de Estambul, el reconocimiento y acreditación de las victimas sin estar supeditado a una denuncia, reconocimiento de víctima para las mujeres que pierden a sus hijos e hijas por ataques de rabia e ira de sus ex parejas, etc.

    Sin embargo, multitud de las medidas descubiertas no podrán ponerse en marcha sin presupuesto; un fleco de máxima urgencia a solventar. Desde CCOO estaremos muy pendientes del compromiso económico del Gobierno (mil millones de euros para los próximos cinco años), así como de las medidas a adoptar para su cumplimiento, para lo cual es esencial que formemos parte de la Subcomisión de Seguimiento creada para la vigilancia y evaluación de las actuaciones a llevar a cabo.

    #EscriboMiPropioCuento

    ESTOS Y OTROS temas que iremos analizando, a lo largo de las páginas de la revista, son las que han protagonizado el escenario político, económico y social de los últimos meses. Medidas claramente insuficientes para luchar contra la inmensa lacra de precarización, temporalidad, pobreza y violencia contra la clase trabajadora especialmente las mujeres. Y no podemos olvidar que si los poderosos y digo bien “los poderosos”, pues pocas o ninguna mujer parece haberse ganado tal título, son incapaces de dar solución a estos problemas, CCOO trabajará para hacerlo; y comenzamos con nuestra propuesta coincidiendo con este 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, una iniciativa que busca la respuesta guerrera de las mujeres frente a cualquier ataque a su persona, su integridad, su inteligencia, su capacidad o su género.

    No me trago este sapo, #EscriboMiPropioCuento, es el lema con el que saldremos a la calle, para visualizar la fuerza femenina, la energía que desprendemos y la vitalidad que no conseguirán quitarnos. Nos gusta ser mujeres, somos autosuficientes y tenemos, hacemos y vivimos como queremos. No queremos ni esperamos príncipes azules, no estamos en ninguna torre aisladas. Si queremos la luna, nos la bajamos nosotras solas.

    En definitiva, ¡somos libres!, ¡somos guerreras!

    Publicado en Revista Trabajadora, n. 62 (noviembre de 2017).

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.