Literatura/ Cuentos para rebeldes, de Elena Blasco Martín

    Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. 100 historias de mujeres extraordinarias, de Elena Favilli y Francesca Cavallo. Barcelona, 2017, Editorial Planeta, S. A. Colección: Destino Infantil y Juvenil.

    04/12/2017.
    Amna al Haddad, levantadora de pesas de los Emiratos Árabes Unidos, ilustración de Eline Van Dam.

    Amna al Haddad, levantadora de pesas de los Emiratos Árabes Unidos, ilustración de Eline Van Dam.

    BONITO cuento en el que aparecen historias de superación, creatividad, lucha, empeño, constancia y perseverancia, de todas aquellas mujeres que a lo largo de la Historia tuvieron que enfrentarse a estereotipos, tradiciones, pensamientos, cultura y obstáculos sociales políticos y educativos.

    Estas páginas cuentan de una manera divertida, sincera y muy simple aspectos muy complicados como el matrimonio forzoso, la trata, los estereotipos culturales, la opresión, el rechazo y la indiferencia que sufren las mujeres y que no dejan de ser trabas para el desarrollo de cualidades y capacidades.

    Choca que no existan referencias españolas a pesar de las que existen en nuestra historia, no podemos olvidar nuestras grandes reinas y princesas. A diferencia de lo que pasaba en otros países aquí, sí se podría aplicar la terminología de la frase popular de: “dar un braguetazo”, pues eran “ellas” las que tenían el poder de gobernar en las diferentes territorios, y eran “ellos” los que estaban deseosos de casarse con estas reinas y princesas para poder gobernar, acomodarse en esa riqueza y dominar tan extensa región; botín material muy alejado de la verdadera riqueza que sí tenían y tuvieron ellas, pues ninguno pudo hacerse con la lealtad de las gentes que habitaban dichas tierras.

    Si hubiera que adaptar estas páginas a la realidad de nuestro país, no podríamos olvidar a grandes revolucionarias como Clara Campoamor, María Zambrano, Federica Montseny, María Luz Morales, Dolores Ibárruri y muchas otras mujeres que fueron repudiadas, perseguidas, encarceladas, borradas de la Historia, pero que no dejaron de ser referente, inspiración, apoyo y baluarte de políticos, filósofos, artistas, periodistas, sindicalistas, etc. Y por supuesto incluiría a nuestras guerreras: Agustina de Aragón, María Pacheco, Manuela Malasaña, María Pitá, etc.; mujeres valientes, heroicas, lideres, aventureras, intrépidas.

    Para construir una revolución social, militar, política, artística, tecnológica y cultural, las mujeres son fundamentales y por ello este cuento tendrá su segunda, tercera, cuarta e infinita parte, pues en nuestra vida, en nuestras familias, en nuestro entorno, no faltan referencias, historias, episodios o relatos en donde las mujeres no hayan sido, sean o serán grandes madres, tías, hermanas, sobrinas, abuelas, amigas, vecinas, compañeras, etc; que no merezcan unas pocas palabras unidas en lo que llamaremos “cuento de niñas comunes y rebeldes que hacen cosas extraordinarias”, por no llamarlo “nuestro propio cuento”.

    Elena Blasco (@EBlascoMartin) es secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.