CCOO resalta el aumento de la conflictividad laboral en la negociación colectiva

    Entre enero y octubre de 2018 se ha incrementado tanto el número de participantes que han secundado algún tipo de huelga como el número de jornadas no trabajadas. En el sector privado destacan las huelgas sectoriales o de empresa relacionadas con la negociación colectiva, y en el sector público las convocadas para revertir los retrocesos de la última década.

    18/02/2019.
    Huelga en Amazon

    Huelga en Amazon

    Sin contar la huelga del 8 de marzo, de enero a octubre de 2018 se han registrado 560 huelgas en las que han participado 215.383 personas. Se han dejado de trabajar 520.725 jornadas. Respecto a 2017 aumenta el número de participantes (36.668 más) y de jornadas no trabajadas (38.078 más) y disminuye el número de huelgas (75 huelgas menos). La reducción del número de conflictos se concentra exclusivamente en las huelgas de empresa del sector privado puesto que en el sector público se han producido 12 huelgas más. Además el volumen de huelgas de ámbito sectorial se ha mantenido similar a 2017, según un informe de CCOO elaborado a partir de los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad social.

    La huelga del 8 de marzo de 2018 fue un conflicto intersectorial, y tiene difícil cabida en el análisis de las huelgas por actividad económica, por lo que merece una valoración específica, teniendo en cuenta como dato anómalo que en mayoría de las Comunidades Autónomas, las Autoridades Laborales correspondientes no facilitaron datos de participación en la misma.

    Un rasgo característico de las huelgas sectoriales celebradas en 2018 es su feminización al haberse realizado varias de ellas en actividades de industria (conservas vegetales, elaborados del mar, textil-confección) o servicios (ayuda a domicilio, enseñanza, comercio, limpieza de edificios) en las que las trabajadoras son mayoría. En el sector privado las huelgas sectoriales y muchas de las convocadas en una sola empresa han estado relacionadas con la negociación colectiva y con frecuencia con las reticencias empresariales a aplicar lo acordado en el IV AENC. En los sectores de la administración pública (Sanidad, Educación, Justicia, Instituciones Penitenciarias) las plantillas han exigido revertir los retrocesos de la última década.

    El área pública también se ha movilizado por cuestiones que ya estaban presentes antes de la crisis como el amianto, las condiciones laborales del profesorado de la educación pública o las externalizaciones. Otros problemas que han originado huelgas han sido los despidos (colectivos, individuales, por falta de subrogación al cambiar la contrata), la represión sindical, los impagos, las reestructuraciones, los falsos autónomos, la inaplicación de la normativa laboral española o la exigencia de regulación de actividades que compiten con otras que sí están reguladas.

    En 2018 se han producido también varias huelgas de larga duración, tanto sectoriales como de empresa, que muestran el rechazo de las plantillas a continuar con las políticas laborales y de recortes en servicios públicos implantadas durante la crisis, y la escasa repercusión que el crecimiento económico estaba teniendo en los salarios.

    La huelga es un derecho constitucional de las trabajadoras y trabajadores para la defensa de sus reivindicaciones; un instrumento democrático cuya utilidad defiende CCOO cuando fallan otros recursos en la negociación o el conflicto laboral y social.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.