CCOO reclama un registro público de “trades” para facilitar la detección de falsos autónomos

    Carlos Bravo, secretario confederal de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO ha denunciado que “cada vez hay más trades y, sin embargo, menos registrados, lo que constituye una prueba del uso indebido que se hace de esta fórmula”. Bravo destacó que, según la EPA, en España hay 297.000 ‘trades’, de los que únicamente están reconocidos 9.500, en su intervención en una jornada sobre la situación actual del empleo autónomo, organizada por Tradecyl, en la sede vallisoletana del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León.

    10/05/2019.
    CCOO reclama un registro público de “trades” para facilitar la detección de falsos autónomos

    CCOO reclama un registro público de “trades” para facilitar la detección de falsos autónomos

    Los responsables de la Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de Castilla y León (Tradecyl), organización perteneciente a Comisiones Obreras de Castilla y León, han reclamado hoy jueves día 9 de mayo al nuevo Gobierno de la nación la puesta en marcha de un registro público de contratos mercantiles y autónomos dependientes para facilitar la detección de posibles casos de falsos autónomos, dada la “dificultad” actual para identificarlos y poder denunciarlos. Además, también consideramos “vital” la creación de un sistema de representación adecuado y que las cotizaciones se ajusten a los ingresos reales de este colectivo. Todo ello dentro una jornada sobre la situación actual del empleo autónomo, organizada por Tradecyl, en la sede vallisoletana del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León.

    La figura del autónomo dependiente (trade), nacida en 2007, no está muy desarrollada por las circunstancias derivadas de la crisis. La delegada regional de Tradecyl, Rosa Eva Martínez, ha admitido los serios problemas para cifrar el número de falsos autónomos en Castilla y León, ya que “ha de verse caso por caso" antes de poder denunciarlo a la inspección de trabajo.

    La realidad del sector de los trabajadores autónomos en este país asciende a 3,2 millones de personas, de los que cerca de 400.000 son Trabajadores Autónomos y Dependientes. Esto es, personas con el 75% de sus ingresos procedente de un único cliente. “Se trata de un colectivo de trabajadores importantes, puesto que en Castilla y León agrupa a 196.000 personas en Castilla y León, un 21% de todos los afiliados de la Comunidad. Dicho esto, debo indicar que se ha constatado una disminución de su número en la Comunidad durante el último año. De los 410 que había se han pasado a 380, una situación que se ha debido a la campaña de inspección impulsada desde el Gobierno”, apunta nuestra compañera.

    Carlos Bravo nos aporta una exposición muy clarificadora de la realidad de los trade

    Carlos Bravo, secretario confederal de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO ha apuntado que “cada vez hay más trades y, sin embargo, menos registrados, lo que constituye una prueba del uso indebido que se hace de esta fórmula”. En este sentido, Bravo destacó que según la EPA, en España hay 297.000 ‘trades’, de los que únicamente están reconocidos 9.500.

    Nuestro compañero ha señalado como los dos retos principales que enfrenta el sector, en primer lugar, la articulación del sistema de representación de los autónomos, ya que el actual se basa en una “representación otorgada por las administraciones, y en segundo, la equiparación de los sistemas de aportación para mejorar los niveles de protección social de estos trabajadores y trabajadoras”.

    En este sentido, ha defendido que es preciso articular un sistema de representación adecuado del colectivo. “Es por ello que desde CCOO aspiramos a representar al trabajo autónomo sin trabajadores”. Sin embargo, ha denunciado que los autónomos padecen un sistema de representación otorgada, “puesto que el gobierno de turno elige a los interlocutores a su conveniencia porque no se ha normalizado un sistema de medición de representatividad adecuado”, subraya.

    Asimismo, ha apelado a la necesidad de “acreditar sistemas de protección equiparables y de regulación de las relaciones de trabajo bien del trabajo por cuenta ajena o el autónomo que den seguridad jurídica”. Así, considera que es preciso lograr “como elemento fundamental que tanto las cotizaciones como la tributación y la protección social estén basadas en los ingresos reales del trabajo de estas personas autónomas”.

    Bravo ha afirmado que lograr esa medición sobre ingresos reales “permitirá mejorar los niveles de protección social que son muy inferiores a los que tienen las personas trabajadoras por cuenta ajena y, al mismo tiempo, normalizar la relación el mundo del trabajo autónomo con el de la contribución a los sistemas públicos y fiscales de protección social”.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.