“La caída del IPC refleja la debilidad de la demanda interna”

    El IPC profundiza su caída en abril y se sitúa en el -0,7% interanual, siete décimas por debajo del nivel de marzo, arrastrado por un nuevo descenso de los carburantes y de la electricidad. Mari Cruz Vicente, secretaria de Acción sindical de CCOO, señala que “este dato refleja la debilidad de la demanda interna, consecuencia del periodo de hibernación de la economía durante la actual crisis sanitaria”. 

    14/05/2020.

    URL | Código para insertar

    Los precios en el grupo de productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, productos farmacéuticos, comida para animales y artículos para el cuidado personal, experimenta una subida del 1,1% mensual, mientras se abaratan los servicios consumidos, -1,5%, grupo en el que se encuentran el alquiler de vivienda y garaje, distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios.

    Entre los servicios que bajan sus precios, los mayores descensos mensuales se registran en gasóleo para calefacción (-18,1%) y electricidad (-5,8%), mientras que entre los bienes que se encarecen destaca la subida de los alimentos en abril (4% mensual), con un mayor repunte de los alimentos frescos (6,9%) que de los alimentos envasados (2,2%). 

    España se adentra ahora en una fase denominada desescalada, advierte Mari Cruz Vicente, “que conlleva una recuperación paulatina de la actividad económica, y las medidas pensadas para la fase de contención deben dar paso ahora a la reactivación del empleo, priorizando siempre los criterios sanitarios”.

    Para acompañar ese proceso, indica la responsable sindical, “los agentes sociales junto con el gobierno, hemos alcanzado un acuerdo de gran importancia, sobre la prolongación de los ERTES para ir facilitando la incorporación de las personas trabajadoras de forma progresiva a la actividad y mantener el empleo”. Un acuerdo que refleja, además, el compromiso de los agentes sociales en un momento en el que el conjunto de la sociedad necesita certezas y acuerdos para salir de esta situación.

    La perspectivas son de un segundo trimestre duro en el ámbito macroeconómico y del empleo, por lo que la secretaria de Acción sindical apunta que “desde CCOO consideramos que hay que seguir tomando medidas de protección adicionales, basadas en el acuerdo, y que este esfuerzo económico del gobierno para mantener el empleo, la protección de las personas y de las empresas, debe de tener un reflejo en el compromiso empresarial de mantenimiento del empleo y de los salarios, elementos necesarios para reactivar la demanda interna y el crecimiento económico en nuestro país”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.