Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 3 marzo 2024.

CCOO exige políticas públicas que lleven a conectar a la comunidad con las mujeres y las niñas en la ciencia

  • El 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

10/02/2023.
Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

CCOO celebra el 11 de Febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, editando el estudio: La participación de la mujer en la ciencia. Pilar fundamental de la transformación social. En este documento se analiza como la segregación por sexo de las áreas de conocimiento se produce como consecuencia del proceso de socialización diferencial que aleja a las mujeres de la tecnología y la ciencia, mientras favorece que los hombres se acerquen como resultado de un apriorismo y un proceso de socialización que concede a los hombres mayor enfoque en la investigación y el desarrollo tecnológico. Sin embargo, se ha evidenciado que en la mayoría de las áreas tradicionalmente identificadas como masculinas, como la ingeniería, ha dejado su anclaje y hoy el número de mujeres es similar al de los hombres.

Por otro lado, el bajo nivel de participación de las mujeres en los comités de dirección de las instituciones de investigación y enseñanza superior, combinado con la falta de una perspectiva de género, exacerba la desigualdad en cuanto a oportunidades para reconocer y valorar el trabajo científico realizado por mujeres.

La dimensión de género es un nuevo paradigma, que en las ciencias es esencial para poder conocer y comprender la realidad en su globalidad. Se puede afirmar que los proyectos de investigación y transferencia que no contemplen la perspectiva de género en su marco metodológico carecerán de la interdisciplinariedad y multidisciplinariedad necesarios en la realidad de hoy en día.

La ciencia y la igualdad de género son vitales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En los últimos 15 años, la comunidad internacional y los institutos de investigación feministas en el ámbito académico y científico han hecho un gran esfuerzo para inspirar y promover la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia. Sin embargo, las mujeres siguen encontrando obstáculos para desenvolverse en el campo de la ciencia.

La brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM) persiste desde hace años en todo el mundo. A pesar de que la participación de las mujeres en las carreras de grado superior ha aumentado enormemente, éstas todavía se encuentran insuficientemente representadas en estos campos, mientras no reciben la valoración que deberían formaciones y proyectos científicos feminizados como los relativos a la salud y el bienestar de las personas. 

Desde CCOO, exigimos políticas públicas que lleven a conectar a la comunidad con las mujeres y las niñas en la ciencia, reforzando los vínculos entre la ciencia, la política y la sociedad, así como la aplicación de estrategias, prácticas y soluciones que impacten en un futuro inmediato. Unas políticas públicas que pasen por integrar la perspectiva de género en el ámbito de las TICS, con propuestas para erradicar la discriminación de las mujeres científicas que optan por la maternidad, con planes de igualdad en las empresas que rompan la brecha y donde se potencien formaciones sin sesgo de género, que potencien la presencia de mujeres en especialidades donde estas tengan poco presencia. En el caso de las niñas, asegurar que las y los profesionales de la educación sean formados en cuestiones de igualdad y con perspectiva de género para poder después enseñar desde la misma, que los planes de estudio se elaboran teniendo en cuenta la perspectiva de género e interseccional; que la historia de las mujeres se incorpore en todas las materias escolares, siendo ejemplos y referentes para niñas y niños; que se destinen recursos económicos y de personal para abordar la igualdad en las escuelas e institutos y que se pongan en marcha planes de formación que favorezcan la incorporación de chicas a profesiones masculinizadas, a la par que se valoren socialmente las profesiones feminizadas.