Unai Sordo reclama una redistribución de la riqueza a través de los salarios, por justicia social y por eficacia económica

    Expertos en Derecho del Trabajo de España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania, y algunos representes sindicales europeos, se han reunido en Roma para hablar sobre Derechos y democracia del trabajo en Europa.

    05/10/2019.
    Un momento de la intervención de Unai Sordo en Roma

    Un momento de la intervención de Unai Sordo en Roma

    En el acto, organizado por el sindicato italiano CGIL y la Universidad Aldo Moro de Bari, ha intervenido el secretario general de CCOO, Unai Sordo, junto al secretario de la CGT francesa, Philippe Martinez y la secretaria confederal de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Isabelle Schömann.

    El catedrático del Derecho del Trabajo, Antonio Baylos, y la profesora Nunzia Castelli, de la Universidad de Castilla-La Mancha, presentaron el caso de España. Ambos explicaron los principales elementos nocivos de la reforma laboral adoptada en España en 2012, así como la necesitad de revertir sus efectos que, si bien, algunas de sus consecuencias se han matizado en la implementación, mantiene resultados muy negativos para los trabajadores. En alusión a España, Antonio Baylos hizo referencia a la necesidad de encontrar un nuevo marco de relaciones sindicatos-partidos políticos en un escenario del que ha desaparecido el bipartidismo.

    Otros intervinientes abordaron el derecho de huelga, señalando la necesidad, pero también los riesgos, de una ley de huelga europea. Además, se indiaron características propias de la legislación sobre huelga en distintas países de la Unión Europea.

    El tema del salario mínimo europeo también se coló en el debate. El jurista británico se manifestó en contra de lo que, en su opinión, pondría de manifiesto el fracaso de la negociación colectiva.

    Por su parte, Unai Sordo ha señalado que "estamos hablando de democratización de las relaciones laborales en un contexto en el que todavía no se han revertido las reformas pensadas para la devaluación interna, especialmente de los salarios". Ha advertido del riesgo real de recesión en la zona euro; “de hecho, afirma, algunos de los países con las economías más fuertes ya están en recesión técnica”. Para contrarrestar este riesgo la Unión Europea tiene que dar una respuesta radicalmente distinta a la que dio en el año 2010 con el impulso de las políticas de austeridad.

    Por ello, ha apuntado Sordo, “hacen falta políticas contra el ciclo económico que vayan más allá de la expansión monetaria. Se necesitan políticas fiscales y de inversión pública más ambiciosas promovidas, tanto desde la Unión Europea como a nivel nacional, especialmente los que tienen más margen”. De la misma manera, reivindicó el secretario general de CCOO, “la distribución de la riqueza a través de los salarios es necesaria por justicia social y por eficacia económica”. “Si la UE repitiese el error de las políticas de desigualdad y empobrecimiento del año 2010, cuando en países como España todavía no hemos superado la crisis social, la deslegitimación del proyecto europeo podría tener consecuencias imprevisibles”, concluyó.

    En la clausura del acto intervino el secretario general de la CGIL, Mauricio Landini, que señaló que la reconstrucción de un marco de derechos sociales implica romper con el pensamiento único que se ha ido implantando en los últimos años en todos los países de europeos. Destacó, asimismo, que “la consulta e información no es suficiente; los trabajadores deben tener derecho a incidir en sus condiciones laborales”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.