La economía española se enfría pero no entrará en recesión

    El Gabinete Económico confederal de CCOO ha realizado una primera valoración del Plan Presupuestario 2020 enviado por el Gobierno a la Comisión Europea el pasado martes. Hasta los datos más pesimistas parecen confirmar que la ralentización económica no llevará a una recesión, aunque el futuro gobierno deberá actuar decididamente en varios terrenos para combatir la desaceleración y generar expectativas positivas en la ciudadanía.

    17/10/2019.
    La economía española se enfría pero no entrará en recesión

    La economía española se enfría pero no entrará en recesión

    El nuevo cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno en el Plan presupuestario 2020 confirma que la desaceleración se hace más profunda, previendo un crecimiento del 2,1% este año y del 1,8% en el siguiente. Para CCOO, aun siendo estas estimaciones optimistas, “hasta los pronósticos más pesimistas confirman que la economía española se enfría pero no entrará en recesión”.

    El cuadro macro confirma, asimismo, que los motivos de la ralentización tienen un origen externo (guerra comercial, incertidumbre frente al brexit, economías emergentes sometidas a una situación de estrés como Argentina o Turquía,…) y que la mayor fortaleza de la economía española –que crece por encima de la media europea– se basa en la mayor resiliencia de la demanda interna.

    No obstante, CCOO señala el consumo de bienes duraderos se ha recortado mientras se aceleraba la masa de sueldos y salarios, algo que nunca antes había ocurrido. El motivo puede ser que tras la reforma laboral de 2012, las familias han aprendido que los costes de las caídas de la demanda recaen más sobre las personas trabajadoras.

    Por ello, para combatir la ralentización es determinante que el futuro gobierno genere expectativas positivas en la ciudadanía: enmendando el desequilibrio que las reformas laborales produjeron a favor de los empresarios; con políticas que recuperen el poder de compra perdido por salarios y manteniendo el de las pensiones; aumentando el SMI; incrementando la inversión pública; conteniendo el alza del precio de la vivienda o configurando un sistema tributario suficiente y progresivo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.