Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 20 mayo 2024.

Con los márgenes empresariales en máximos, hay margen para subir salarios

    11/04/2024.
    Márgenes empresariales en máximos históricos

    Márgenes empresariales en máximos históricos

    CCOO ha publicado un nuevo informe analizando los resultados del Observatorio de Márgenes Empresariales. Los datos para 2023 evidencian un dinamismo aún mayor que el año anterior en términos del valor añadido bruto, y los márgenes empresariales registran niveles récord que superan a los ya elevados márgenes de 2022. Los salarios no han seguido la misma trayectoria que los márgenes y han perdido peso en el reparto del valor añadido bruto. Como destaca Carlos Gutiérrez, secretario confederal de Estudios y Formación sindical de CCOO, “los trabajadores y la sociedad siguen asumiendo los costes de la inflación”.

    Las empresas han registrado niveles récord de márgenes y tasas de rentabilidad, en 2022 y 2023, muy superiores a los niveles prepandemia. Los márgenes empresariales absolutos han aumentado un 64% entre 2018 y 2023. En 2023 se sitúan en 311 mil millones, 121 mil millones más con respecto a 2018, incrementándose tanto para las actividades energéticas como las no energéticas. La capacidad de las empresas de defender sus márgenes ha implicado poder repercutir el aumento de costes en los precios de venta, explica Carlos Gutiérrez, “factor decisivo para explicar la fuerte inflación en la economía española que ha mermado a la capacidad adquisitiva de las familias trabajadoras”. Pero el estudio revela que el incremento de los márgenes relativos; es decir, las tasas de rentabilidad, supone que el proceso ha ido más allá de una mera defensa de los márgenes preexistentes.

    Por otro lado, el 20% de las empresas –las más grandes– incluidas en el Observatorio concentran el 91% del valor añadido, el 98% de los márgenes empresariales y tienen mayores tasas de rentabilidad media. Estas empresas son las que se más se benefician del incremento de márgenes.

    Además, el reparto del aumento del valor añadido ha sido muy desigual entre capital y trabajo. La población asalariada ha participado en mucha menor medida que los beneficios de los avances de valor añadido bruto en los últimos años, por lo que han perdido peso en el reparto del valor añadido generado (la cuota de los salarios baja del 52% al 46% entre 2018 y 2023).

    En definitiva, los datos del Observatorio de Márgenes Empresariales evidencian que las empresas viven un momento de gran dinamismo y tienen margen de sobra para asumir subidas salariales que, como mínimo, recuperen el poder adquisitivo perdido, sin riesgo de generar tensiones inflacionarias. La disminución del coste de insumos energéticos y materias primas dota de un margen aún mayor para las empresas, que deberían anteponer las necesarias subidas salariales a seguir acrecentando sus márgenes. Como subraya el secretario de Estudios y Formación Sindical de CCOO, “se trata de una cuestión no solo de justicia social, sino de eficacia económica”.