Resultados de la encuesta mundial de la CSI sobre el COVID-19

    La Confederación Sindical Internacional (CSI) ha realizado una encuesta entre 109 sindicatos de 86 países entre los días 17 y 23 de marzo. Mediante seis preguntas online se ha obtenido información sobre las respuestas de los gobiernos, las políticas económicas y sociales que se están aplicando para responder a la pandemia y la calidad de la respuesta de gobiernos y los empleadores a la crisis. La CSI repetirá los cuestionarios en los próximos meses.

    25/03/2020.
    Encuesta CSI

    Encuesta CSI

    Entre los principales resultados, destaca que más de la mitad de los países incluidos en la encuesta (el 53%) han establecido medidas de confinamiento para contener la propagación del Coronavirus, con el cierre de establecimientos escolares y de comercios no esenciales y en el 28% hay confinamiento en casa. En el 43% de los países, la contención del virus se realiza con promoción del lavado de manos, teletrabajo, distanciamiento social y restricciones fronterizas.


    El 50% de los países de la encuesta disponen de sanidad gratuita, mientras que el 58% de los países han destinado fondos adicionales para los sistemas de salud.


    Entre los sectores y actividades laborales más afectadas, destaca el personal sanitario, por su mayor exposición y por la escasez de Equipos de Protección Individual (EPI). También están especialmente expuestos los transportistas debido a los controles de frontera y el contacto con viajeros y hogares. El comercio minorista y los servicios, incluido el fast food, sufren un especial riesgo por estar de cara al público y por la falta de EPI.
    Otros sectores como el de la cultura, el turismo y la educación, también están en grave riesgo de mantenimiento del empleo debido a la paralización de la actividad. Es especialmente preocupante la situación de los trabajadores y trabajadoras de la economía informal, pequeñas empresas, autónomos y de la economía de plataformas/gig debido a una reducción de la demanda por los cierres impuestos para detener la propagación del virus.


    Pese a las necesidades de millones de personas que se encuentran confinadas, tan solo en el 12% de los países se han previsto ayudas económicas y apoyo a los ingresos. En 65% se promociona el teletrabajo. Mientras el 29% de los países han previsto fondos de emergencia para ayudar a las empresas, solo el 23% prevén permisos a tiempo parcial retribuido para quien tiene que realizar cuidados y únicamente el 21% de los países conceden bajas por enfermedad a todos los y las trabajadoras. En el 34% de los casos, se ha establecido protección por desempleo por confinamiento. Por su parte, los impuestos a las empresas se han reducido en el 31% de los países y se ha puesto en marcha un fondo de rescate para sectores y empresas en el 29% de países. Otras medidas que se han puesto en marcha han sido moratorias del pago de impuestos para empresas y de hipotecas y rentas, créditos sin intereses para empresas y subsidios familiares.


    La CSI llama la atención sobre la necesidad de monitorizar las restricciones de derechos y libertades democráticas ante las acciones de los gobiernos. En 24 países se utilizan App de vigilancia individual mientras que 13 países han pospuesto elecciones locales y nacionales. Hay multitud de medidas gubernamentales: estado de emergencia, cierre de fronteras, refuerzos policiales, detención de personas…


    Por último, se valora la respuesta de los gobiernos a las necesidades de los y las trabajadoras. En el 62% de los países se considera que ha sido buena, por un 38% donde se considera malo. En el caso de la respuesta de los empleadores, la valoración es negativa en el 48% de países por un 39% de países donde se considera adecuada.


    Ante estos resultados, la CSI reitera que el impacto financiero y humanitario de la pandemia de COVID-19 durará muchos años más, a menos que los gobiernos protejan a los trabajadores, las cadenas de suministro y las pequeñas empresas. Así mismo, llama urgentemente a que se unan fuerzas por parte de los gobiernos y mediante el diálogo social para dar en respuesta a esta crisis sanitaria y económica global. Ya que, en palabras de la Secretaria General de CSI Sharan Burrow “Únicamente incrementando la asistencia internacional coordinada, incluso para los países más vulnerables, podremos parar esta pandemia, que no conoce fronteras”

    Enlaces relacionados
    Enlaces relacionados

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.